Suicidio

Yo soy evangélica, pero tengo algunos años de estar sufriendo una enfermedad aparentemente incurable. Y también tengo que pasar por escasez económica sumamente difícil. Por estos dos motivos mi fe ha flaqueado y el otro día tuve el intento de quitarme la vida. ¿Cree que Dios me castigaría si yo me suicido, porque ya no tengo deseos de vivir?

Muy estimada hermana: siento mucho los problemas que han estado agobiando su vida, para que llegara al punta de no desear vivir. Permítame decirle que Dios tiene la respuesta para ambos problemas que usted menciona. La Biblia dice que nosotros tenemos el privilegio y la oportunidad de acudir a Dios aun con relación a nuestro cuerpo físico. Para Dios no hay enfermedades incurables. Para los hombres hay cosas imposibles, pero para Dios nada es imposible. La Biblia dice que la oración de fe salvará al enfermo; la Biblia dice “pedid y se os dará”, y todos estamos conscientes de que tenemos el privilegio de acudir a Dios con toda confianza y saber que Él siempre contesta la oración de sus hijos. El salmista David también dijo: “Joven fui, y he envejecido, y no he visto justo desamparado ...” (Salmo 137:25). Dios ha prometido suplir todas nuestras necesidades; Él ha prometido solventar todas nuestras escaceses, sean económicas o espirituales.

Escuche la Palabra del Señor con relación a las pruebas. “No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida para que podáis soportar” (1 Corintios 13:10). Dios nos ha dado el libre albedrío para escoger y ejercer nuestra voluntad. Sin embargo, ha reservado como su derecho exclusivo el dar o quitar la vida. Nosotros no somos los que debemos determinar cuándo o cómo vamos a pasar a la otra vida. Eso lo dejamos en las manos de Dios y confiamos que en el momento cuando sea su perfecta voluntad Él tome esa decisión. Sí creo que es contrario a la enseñanza de la Palabra del Señor terminar con nuestra vida. Debe depositar su fe en el Señor Jesucristo y confiar en Él, porque la Biblia dice que “Él hará”.

El Señor le ama! Más que puede imaginar. El Padre Dios tiene el mismo amor para usted que tiene para Jesús porque es lo que pagó el Padre para que usted viva con El para la eternidad... la vida de Jesús. Pero tiene un enemigo se llama satanas. El le odia y quiere destruirle. (Sabemos esto porque está escrito en Juan 10:10) Si usted se mata, satanas gana y ha cumplido su voluntad para la vida de usted.  Por favor, satanas no merece ganar.  El quiere destruirle porque ud es tan especial, tan amada de Dios, y el diablo odia a Dios.

Pero Dios le ama tanto que ha dado a su hijo unigenito para tomar su dolor, su verguenza, su pecado a la cruz y morir en su lugar! Que amor es eso! Padre Dios quiere cambiar su desanimo, su dolor y llanto para el gozo, paz y sanidad de los cielos.  Filipenses dice, ¨mi Dios les proveerá de todo lo que necesiten, conforme a las gloriosas riquezas que tienen en Cristo Jesús.¨ El Señor quiere darle lo que necesitas conforme a lo que el tiene en los cielos. El tiene perdón, paz, ayuda, sabiduria, provisión, aprobación, lo que necesita, Leidy.

Toma tiempo para leer Salmo 23, 91, 34, 105, 139.  Estos son algunos de los salmos que nos habla acerca de la fuerza, fidelidad y ayuda del Señor a los que lo pidan. Despues, continua leyendo esta carta porque hay varias más sugerecias. 

 

First answer

Joomla Templates: from JoomlaShack