Print

1.  “Soy soltero y desde hace varios años clamándole a Dios por mi verdadero amor, una esposa, y todavía nada. ¿Qué debo hacer? ¿Seguir esperando?”

Apreciado (Persona), muchísimas gracias por escribirnos y que Dios te bendiga grandemente. No pretendo ser un experto en la materia de soltería y los tiempos de espera. Pero con la ayuda de Dios voy a tratar de ser muy práctico.

Es importante SER la persona correcta antes de esperar por la persona correcta. Esto suena simple, pero es la clave de no solo los solteros, sino de los casados también.

Muchas personas solteras piensan que esa mujer o hombre va a traer la solución a problemas personales y ese no es el caso. Uno tiene que ocuparse primeramente de la relación más importante y esa es la que tenemos con Dios. De esa relación dependen todas las demás. Mientras esperamos además tenemos más tiempo para servir a Dios a través nuestra ayuda a los demás.
Lee el capítulo 7 de Corintios y haz algún comentario al respecto.

 

2.  "Siento q mi esposo no me quiere, no es cariñoso. Hay muchas cosas me pelea todos los días por cualquier cosa insignificante. Yo le he dicho para divorciarnos y él está de acuerdo. Yo me aleje de la iglesia porque me siento hipócrita de ir, alabar a mi Dios y en casa pelea. Ni nos respetamos. Él no me ama, ni me quiere. Yo busco ayuda, pero él no, ni le importa y ni tenemos un año de casado."

Muchas gracias por confiar en Dios y en nosotros con tu necesidad y problema matrimonial.

No sé por dónde comenzar porque no se todas las condiciones de tus dificultades matrimoniales, pero estoy casado y se de esos momentos difíciles porque como ya sabrás, TODOS los matrimonios sin excepción pasan por momentos difíciles. Es simplemente normal en cualquier relación, ya sea con nuestros padres, hijos, amigos, compañeros de trabajo, etc. mucho más aun con la persona que convivimos a diario.

El matrimonio es uno de esos milagros que nuestro Dios instituyo, lo llamo milagro, porque cómo es posible que dos personas que son de familias distintas, sexo opuesto, diferente forma de ser, etc. logren formar esa unión sagrada. Esa unión que es la base y célula fundamental de nuestra sociedad. Gracias al matrimonio tenemos estabilidad porque requiere la fidelidad de cada uno de los que forman la pareja para que funcione de manera óptima.

Pero algunas veces uno de los dos o los dos dejan de ser fieles. Seguro que lo primero que pasa por tu mente es que la fidelidad se refiere a si hay otra mujer u otro hombre en la vida de uno de los dos. Fidelidad va mas allá de eso, infidelidad con otra persona es solo parte de eso. Me refiero a la fidelidad de la palabra que nos dimos el uno al otro cuando unimos nuestras vidas:

Por ejemplo, recordemos este voto o promesa:
"…prometes serle fiel en las alegrías y en las penas, en la salud y en la enfermedad, y así, amarlo(a) y respetarlo(a) todos los días de tu vida."

Ser fiel cuando estamos alegres, tristes, enfermos significa que estaremos allí con toda nuestra presencia para escucharlo(a) y cuidarlo(a) independiente de las situaciones. No es solo fiel a esa persona, es fiel a nuestra palabra, a la promesa que dimos cuando nos casamos. Es difícil, si es, mucho más cuando pensamos, creemos que no nos aman como al principio. El matrimonio no es un contrato, es un pacto. Un contrato está lleno de condiciones, un pacto es incondicional.

Pero lograr esto no es suficiente con nuestra fidelidad a la pareja y a nuestros principios. Porque nuestros principios a veces no son sólidos, pero la Roca de Los Siglos, nuestro Dios es sólido. Y con su ayuda nuestros matrimonios pueden ser ese pacto de por vida y no un simple contrato como algunos lo consideran.

Si tienes la oportunidad no dejes de ir a la Iglesia con el resto de los hipócritas, todos somos hipócritas e imperfectos de una manera u otra. La gran diferencia es que nuestro Dios perfecto nos acepta y limpia con su sangre. Hay realmente muchos hipócritas sin esperanza, nosotros somos otra clase de hipócritas que buscamos ayuda.

La iglesia es como ese hospital donde nuestras heridas deben ser vendadas y encontramos ayuda. Jesús dijo en Marcos 2:17, "Los que están sanos no tienen necesidad de médico, sino los que están enfermos; no he venido a llamar a justos, sino a pecadores."

1- Se fiel a Dios, primeramente, entregándote a él completamente.
2-Trata de evitar conflicto. Tal vez ignora algunos comentarios que te molestan.

Oramos- “Dios te pido por (Persona), para que le des fortaleza y la llenes de tu paz en medio de los conflictos a los que se enfrenta. Ayuda igualmente a su esposa y que tu renovación espiritual llegue a la vida de ambos para que su unión se consolide. En el nombre de Jesús. Amen.”

Dios te bendiga y si tienes alguna pregunta acerca de mi respuesta, no dudes en hacerlo.

 

3.  “Cuando tenía 18 años, mi novio en ese tiempo me tomo para tener relaciones sexuales sin consultarlo conmigo lo cual yo me sorprendí y por mi timidez cedi a tener sexo con él. Quiero saber si eso es una forma de abuso sexual. Han paso 3 años y yo me siento deprimida porque ahora no soy virgen. Y no sé si algún chico se quiera casar conmigo cuando le diga que tuve relaciones sexuales. Ayúdenme, estoy mal porque me siento culpable y sin esperanza en matrimonio.”

(Persona), primero que todo tu valor no lo determina tu novio, lo determina nuestro Dios tu creador que te ha dicho, te dice y te dirá siempre que eres valiosa. Él te creo con propósito y estoy 100% seguro que ese propósito no es el de sentirte como te sientes hoy.

Primero que todo, ¿has recibido a Jesucristo en tu vida y lo reconoces como tu Salvador y Señor de tu vida?

Dios deber ser lo primero en tu vida porque sin Él nada podemos hacer que nos de valor aquí y en la eternidad.

Jesucristo te dice hoy que eres de mucho valor lee este texto con detenimiento y entendimiento en Lucas 12:6-7:
"¿No se venden cinco pajarillos por dos cuartos? Con todo, ni uno de ellos está olvidado delante de Dios, 7 pues aun los cabellos de vuestra cabeza están todos contados. No temáis, pues; más valéis vosotros que muchos pajarillos"
Dios no te olvida y por supuesto que eres una persona valiosa, y no me canso de repetirlo porque estoy seguro de que es así. Lo demuestra el hecho de que hayas escrito haciendo esa pregunta.

Segundo. ¿Que estas estudiando? te pregunto esto porque eres joven y tienes mucho por delante. ¿te graduaste de la secundaria?, sino lo has hecho, por favor termina tus estudios de secundaria y luego continua.

Tercero. Tus valores y meta no están definidos por tu pasado o por otros y tienes un gran futuro por delante. Has tomado un paso importante al escribir esta carta y buscar ayuda. Tu valor no está determinado por si te casas o no, tu eres valiosa por quien tu eres independientemente del hombre que este a tu lado. Ahorita adonde estas, eres una hija, posiblemente una hermana, una amiga para alguien, mira a tu alrededor y considera que puedes darles a ellos también. A tus padres tu obediencia, respeto y agradecimiento a tus hermanos si los tienes tu ejemplo. A ellos y a tus amigos les puedes decir que eviten caer en lo que tu caíste porque los aprecias.

Por último, Dios te ha perdonado una vez que lo recibes en tu vida como tu Salvador personal. Así que perdónate a ti misma y no permitas que tu conciencia te atormente con toda esa culpa que puedes sentir.

Oramos- "Señor te pido por (Persona), que la ayudes con esta ansiedad y que tu gracia perdonadora la acobije y le hagas sentir lo valiosa que ella es."

Dios te bendiga y si tienes alguna otra pregunta por favor házmela saber. 

 

4.  ¿Está bien tener sexo antes del matrimonio aún si ambos se quieren?

Tener sexo antes del matrimonio es pecado aún si se aman entre sí. Estar enamorado no altera la realidad de que el acto sexual está por fuera del matrimonio ya que el mismo es la unión de un hombre y de una mujer en matrimonio. El sexo fuera del matrimonio se llama fornicación y la Biblia en forma definitiva lo condena.

Mateo 15:19-20: “Porque del corazón salen los malos pensamientos, los homicidios, los adulterios, la inmoralidad sexual, los robos, los falsos testimonios y las calumnias. 20 Estas son las cosas que contaminan a la persona, y no el comer sin lavarse las manos.”

Hechos 15:29: “abstenerse de lo sacrificado a los ídolos, de sangre, de la carne de animales estrangulados y de la inmoralidad sexual. Bien harán ustedes si evitan estas cosas.”

1ª Corintios 6:9-10: “¿No saben que los malvados no heredarán el reino de Dios? ¡No se dejen engañar! Ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los sodomitas, ni los pervertidos sexuales, 10 ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los calumniadores, ni los estafadores heredarán el reino de Dios.”

Hebreos 13:4: “Tengan todos en alta estima el matrimonio y la fidelidad conyugal, porque Dios juzgará a los adúlteros y a todos los que cometen inmoralidades sexuales.”

Por lo tanto, la fornicación, está claramente condenada en la Escritura y no existe justificación para que sea aceptada sólo porque alguien ama a la persona del sexo opuesto. Además, si esta pareja se ama tanto, entonces, ¿por qué no llevan a cabo lo que es el verdadero amor y se casan? El verdadero amor es cuando colocamos a la otra persona en primer lugar, no cuando Usted toma algo de ellos. Cuando un hombre y una mujer deciden dedicarse a fornicar ellos declaran que tal amor por la otra persona es más centrado en sí mismo más que en la otra persona.

 

5.  “Como saber si es mi pareja es la correcta para avanzar el camino.”

(Persona), con El Señor en su vida, él puede ayudarle con los anhelos que tiene. Él quiere darle un amor sano para su novia, si en verdad, es su voluntad de seguir con la relación.
Para tener un buen noviazgo, hay que mostrarle a ella respeto y ser un ejemplo Cristiano. Busque la voluntad de Dios al respeto y pídele que le guíe por el camino que debe tomar. Efesios 5:25 dice, "Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia". Permítame ofrecerle una oración. Padre nuestro, pedimos que tu acompañas a mi hermano Johnny y le guíe en su relación con su novia. Pedimos todo eso en el nombre precioso de Jesucristo, amén.

 

 6.  “¿Qué hago si he cometido pecado sexual?”

Los Cristianos no están exentos de pecado sexual. Si Usted es una persona que ha caído en fornicación, adulterio, pornografía, homosexualidad, lesbianismo, o en cualquier otra desviación sexual, entonces, Usted necesita detenerse. Necesita confesar sus pecados al Señor y romper con sus relaciones que lo llevan a pecar o a ser más tentado por el pecado. Esto podría ser difícil de escuchar, pero es necesario hacerlo.

El impulso sexual es muy poderoso, Es tan poderoso que éste puede alterar el pensamiento de una persona y sus emociones. Lleva a endurecer el corazón y movernos a tomar decisiones irracionales y pecaminosas. Dios ha creado el sexo sólo para el lecho matrimonial. Dios quiere que Usted sea puro en mente y cuerpo, reservando la unión sexual para el contexto apropiado dentro del matrimonio para que de esa forma Usted pueda honrar adecuadamente a Dios y a su esposa. Cuando se falla en esto, se comete un serio pecado. Pero no todo está perdido. Hay perdón en Cristo.

Todo pecado sexual en su vida puede ser perdonado. La sangre de Cristo es demasiado poderosa para que sea derrotada por su pecado. Jesús pagó un gran precio en la Cruz (1 P 2:24). Él la derramó y dio Su vida, y si Usted es Cristiano, entonces, Usted ha sido comprado por un gran precio. Usted ya le pertenece al Señor y Él siempre anhela tener relación con Usted (1 Co 1:9). Todo lo que necesita saber es que debe confesar a Dios su pecado y arrepentirse de éste. Esto significa que Usted debe dejar de cometerlo. Usted está llamado por Dios para la pureza, no para la inmoralidad sexual.

•1ª Corintios 6:18: “Huid de la fornicación. Cualquier otro pecado que el hombre cometa, está fuera del cuerpo; mas el que fornica, contra su propio cuerpo peca.”
•Efesios 5:3: “Pero fornicación y toda inmundicia, o avaricia, ni aún se nombre entre vosotros, como conviene a santos;”
•Colosenses 3:5: “Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría;”
•1ª Tesalonicenses 4:2: “Porque ya sabéis qué instrucciones os dimos por el Señor Jesús; 3pues la voluntad de Dios es vuestra santificación; que os apartéis de fornicación; 4que cada uno de vosotros sepa tener su propia esposa en santidad y honor; 5no en pasión de concupiscencia, como los gentiles que no conocen a Dios;”

Repito, si Usted se encuentra en algún pecado sexual, deténgalo, confiéselo, rompa toda relación de tentación con su respectiva situación, y busque al Señor. Si Usted falla nuevamente, entonces, vaya de nuevo a la Cruz. Nunca se rinda de ir a Jesús y de recibir el perdón que Usted necesita. Nunca piense que el Señor Jesús dejará de amarlo; nunca dude de Él; de Su amor y que Él conoce sus luchas.
Entonces, después de que se ha arrepentido, busque a alguien en quien pueda confiar y pídale que ore por Usted regularmente. Es muy cierto que derrotar el pecado sexual no puede llevarse a cabo sólo. Algunas veces, necesitamos la fortaleza del Cuerpo de Cristo.

 

7.  Estoy pasando por una ruptura sentimental y me duele, adicional quedé desempleada y obtuve un trabajo, pero no es el que yo deseo pues no es en la empresa que deseaba, y los ingresos no compensan mi situación económica, esto me tiene deprimida, necesito un consejo que puedo hacer para mejorar mi estado de ánimo.

(Persona), a veces nos alejamos de Dios, y cuando perdemos el rumbo y la comunión diaria con Él, nuestro ser espiritual se debilita y decae nuestro tiempo de oración y nuestra relación con Dios ya no es la misma, aun así, Él nunca nos abandona, somos nosotros quienes nos alejamos y de una u otra forma no contamos con ese escudo de protección que teníamos cuando nos deleitábamos en la presencia del Santo Dios, luego cuando las cosas van mal acudimos en su ayuda, y sabes no debería ser así, lo que Él espera es que tanto en tiempos buenos como malos estemos en su continua búsqueda.

Aun así, tengo para decirte que Dios no se ha olvidado de ti, aunque todo parece oscuro siempre volverá a amanecer y la situación por la que hoy pasas, mírala como algo positivo porque hace que recuerdes que dependes de Dios y no de tu trabajo y no de un ser humano. Dios está al tanto de todo, y sabe de qué cosas tienes necesidad, si le das el primer lugar en tu corazón, tenlo por seguro que te dará un mejor trabajo, y una pareja que te ame de verdad y te trate como lo que eres, una hija de Dios.