Abandonado, Traicionado

Jesús está aquí para darte vida abundante. Pero no puedes recibirlo hasta que rinde todo a El. El quiere ayudarle en todo los dificultades que está enfrentando.

No está sola en su dolor. El Señor entiende cómo siente. El también fue dejado solo, traicionado de un amigazo, y sintió mucho dolor. Por eso, El entiende y puede darle consolación.  David tambien fue rechazado, primeramente por sus padres, (Salmo 27:10) y luego por su rey, esposa y un hijo.  Durante estos tiempos de dolor, el empezó a derramar su dolor en canticos al Señor (de allí vienen los salmos) y encontró de nuevo la esperanza, gozo y paz cuando recibió la consolación de Dios.

Joomla Template: from JoomlaShack